Le Beirut Concert

Todo empezó con una incitación indirecta vía facebook por parte de un antiguo compañero de la prepa. Acto seguido, cual rayo veloz compré mi boleto y compartí mi logro en twitter. Minutos después JJ me pidió que comprara un boleto para él también. Una semana más tarde el roadtrip esta hecho; JJ, Joe y Alejandro vendrían conmigo al concierto el 4 de noviembre.

Pasaron los meses y la anticipación al esperado fin de semana era toda, pero las cosas cambiaron a última hora y el roadtrip fue cancelado. Pero no deje que nada de esto amilanara mi entusiasmo ya no sería el gran plan para el fin de semana pero el concierto no me lo perdería. Así que llegué a casa del doctor, me cambié, y pedí mi taxi para dirigirme al salón José Cuervo. Una vez allá revendí el boleto de JJ incluso antes de cerrar la puerta del taxi y entré muy campante con un dinero extra para la espera.

Mi entrada triunfal al recinto fue a las 7:30, había poca gente en ese momento pero el acceso continuaba ininterrumpido.

El lugar es como una especie de bodega rectangular con un escenario al frente, un barra de bebidas a todo lo ancho y un segundo piso en herradura sólo para la gente que le gusta ver a su artista favorito con una botella de amenizadora.

En vista de que el segundo piso era sólo para la gente pudiente, fui a la barra por una cerveza para hacer más corta mi espera y busque un buen lugar de donde pusiera ver bien el escenario. El frente de este ya estaba tomado y por experiencia he podido darme cuenta que de nada sirve que me vaya hasta delante si ya hay personas medio metro más altas que yo.

Mi estatura hacia mucho tiempo que no me conflictuaba hasta que empecé a ir a conciertos. Comprar unos zancos se ha vuelto mi mejor opción porque no hay forma que logre ver un escenario si estoy a ras de suelo. Además de todo la gente alta levantas sus brazos para hacer aun más clara su superioridad en esta batalla.

El escenario tiene una luz azulada y está decorado con huacales que simulan un ciudad al anochecer.

Mientras estoy sentada tomando de mi cerveza espero pacientemente a que empiece el concierto pero no puedo evitar notar el desfile de modas de las nuevas generaciones del indie. Hay adolescente que gritan hipster desde el chongo, hombres con sus lentes estilo wayfare con converse relucientes (no como los míos) y alguna que otra que llevó su look más allá con una falda transparente estilo bailarina de ballet. Sin embargo no todo es hipster hay alguna que otra des adaptada que no supo exactamente a donde venía o simplemente fue más lista que yo y optó por venir en mega tacones con vestido entallado y bolsa súper chic que denota inmediatamente que ella es de otra subcultura.

La rechifla de los chilangos impacientes comenzó a las ocho de la noche. Es una forma de decir: ya llegamos todos que esperan para tocar! pero fuimos ignorados hasta las nueve, pero no salió quien esperábamos fue en realidad Carla Morrison. Yo no sabía de su existencia pero su estilo me gustó. Una mezcla entre Ximena Sariñana, Natalia Lafurcade con un toque más dulzón con letras más personales.

A las 11 entró Beirut y la banda entera se prendió, el hecho de oir una orquesta en un recinto tan pequeño sobre satura el oído y te pierdes en la música y en el cantar desentonado de todos los que fuimos a oirlos en vivo.

Escuchar Nantes o una versión modificada de Santa Fe fueron los momentos cúspides de la noche.

A pesar de que no me se las canciones completas como para cantarlas amo ver como esas canciones mueven y emocionan a todos los que coincidimos ahí por esa noche.

Hay algo épico en el elogio de un artista hacia México, supongo que en Argentina o en India se sienten igual si les dicen que no hay público como ellos, pero esas palabras en ese momento te hacen sentir grandioso e importante y más feeling le echas a la cantada.

Después de una hora de excelente música Beirut se despidió de nosotros y como dicen aquí en México: Aquí se rompió una taza y cada quien para su casa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s